Barandilla exterior de madera

con No hay comentarios
Hoy os vamos a hablar del exterior, porque dentro hay demasiadas cosas a medias y aún no podemos enseñaros nada acabado.. pero ya queda poco!


No se si recordaréis que cuando os “presentamos” la casita de campo explicamos que tras la casa hay un gran bosque que era inaccesible porque los caminos y escaleras estaban invadidos por las plantas.  Pues bien, tras abrirnos un poco de paso en los primeros metros cortando ramas, desenterrando las escaleras de piedra que habían quedado bajo tierra y dejando el paso accesible, había un tramo con bastante pendiente con un desnivel demasiado pronunciado justo al lado y nos daba miedo resbalar y acabar cayendo rodando al bancal de abajo, así que decidimos poner una barandilla de exterior.

Nos fuimos a Leroy Merlín a comprar los materiales en la sección de jardín: palos con punta afilada para clavarlos a tierra, las láminas que venden de tarima exterior para usarlas de pasamanos y unos tornillos para madera lo suficiente largos como para traspasarlas.

Manos a la obra. Primero pusimos el de abajo de todo, colocamos por encima el pasamanos y esto nos dio la distancia a la que colocar el segundo. Luego hicimos lo mismo para ver la posición del tercero y así hasta llegar arriba del todo. Nos quedó perfectamente cuadrado y no hizo falta cortar ninguna lámina.

Una vez todos colocados, nos pusimos a mirar la profundidad a la que debíamos colocarlos, y llegó el momento de picar y picar y picar… fuimos haciendo turnos porque la verdad era agotador y la tierra estaba bastante compacta. Aún tenemos algunas ampollas en las manos que lo demuestran!

Y cuando ya quedaron todos los palos a la profundidad adecuada y bien firmes, llegó el turno de poner los pasamanos. Para ello los colocamos primero para ver como debían quedar exactamente, y con el destornillador inalámbrico comenzamos a fijarlos. Primero el pasamanos sobre el poste, y luego un pasamanos sobre otro. Así uno por uno..

Y este fue el resultado, unas preciosas escaleras de piedra con su barandilla, que llevan a nuestro particular bosque encantado :)

 

Siguiendo Laura:

Informática de profesión y brico woman en mis ratos libres, me encanta coger una sierra de calar y trabajar la madera para hacer cualquier virguería. En 2010 fundé la asociación EriSOS, dedicada al estudio y conservación de los erizos de tierra (de ahí el nombre de la finca!). He hecho todo tipo de cursos relacionados con fauna salvaje y poseo el titulo de educadora medioambiental. Ahora ando intentando encontrarme a mi misma para vivir s¡egún mis valores y moral, sin perderme en el camino de la locura! ¿Quieres contarme algo? Deja tu comentario!

Últimas publicaciones de

Dejar un comentario