Ambos hemos sido criados en la ciudad, aunque siempre hemos tenido contacto con la naturaleza. David en casa de sus abuelos, donde además del huerto tenían gran variedad de árboles frutales. Laura en el pueblo de su madre, en el Priorat, donde veraneaban cada año.

Pero pese a ese contacto con la naturaleza, en realidad no teníamos casi ni idea sobre nada: como se podan los árboles, que cuidados requiere un huerto o las propiedades de esa planta.

Así que decidimos utilizar el término “neocampesinos” ( como los “neorurales” que pasan de ciudad a pueblo, pero en versión casa de campo aislada :P) para hablaros de nuestra aventura, aprendiendo sobre la vida en el campo y compartiremos con vosotros todo lo que vayamos aprendiendo.

 

El espacio

 

Bajo la casa y a ambos lados disponemos de unos 1500m2 destinados al cultivo, formado por bancales en la tierra y otros con el margen de piedra, construidos hace ya muchos años.  Es el paraíso de David, le encanta entretenerse regando, podando o simplemente paseando para echar un vistazo a nuestros árboles.

vergel

Foto: El estado del campo cuando lo compramos: árboles sin podar, hierba de más de un metro…

 

El bosque de alimentos

El cultivo principal de la finca son los almendros, tenemos unos 20 ejemplares de variedades llargueta y marcona, pero tienen mas de 40 años y han estado muy abandonados así que estamos intentando recuperarlos. Entre ellos, encontramos también varios frutales: perales, nísperos, parras y olivos. Nosotros hemos plantado ya algunos más: otras variedades de parras y olivos, cerezos, melocotoneros y avellanos.

La idea es que, año tras año, podamos aumentar la cantidad de variedades y la calidad de sus frutos creando un perfecto bosque comestible sostenible y además riquísimo.

 

bosquecomestible

El huerto

Uno de los problemas de la finca, es que no disponemos de agua, por lo que el cultivo de un huerto se hace de primeras complicado. Estamos informándonos mientras acabamos otros proyectos, sobre las distintas técnicas de cultivo y variedades que podríamos cultivar aprovechando solo el agua que recolectamos de la lluvia.

Empezamos con varias fresas de distintas variedades para probar que tal nos iba, y está siendo una experiencia super divertida, gratificante y muy muy dulce!

 

huerto

Plantas silvestres

Junto a la casa estamos cultivando ya algunas aromáticas y especias para la cocina: menta, albahaca, ajedrea, maria luisa, stevia y oregano.

Pero si paseamos por la finca, encontramos gran variedad de plantas que estamos aprendiendo a identificar y usar en nuestra cocina o como medicinales: tomillo, romero, siempreviva,…

 

plantas

 

Haz clic en cada imagen/título para ver todas las entradas del blog sobre cada tema.