Reforma del baño – 2. El plato de ducha

con 8 comentarios
Hoy por fin os desvelamos la ducha acabada. Si recordáis en el post anterior os enseñamos como alicatábamos toda la ducha, pero nos faltaba bastante para poder utilizarla.
Así pues lo primero que hice fue colocar el desagüe, situándolo en el punto mas bajo posible para poder hacer pendientes hacia el para que el agua corriese y no se acumulara al ducharnos. Lo colocamos en el hueco donde antes estaba la salida del wc, pero con tuberías nuevas (las que escondimos en el banquito).

Cuando ya estaba firme, continué con el paso contrario, marcar las esquinas de los puntos mas altos del suelo con unos pegotes de mortero, y al secarse, continué rellenando todo el resto del suelo..  Parece muy fácil, pero no tenía la maquina para pastar así que tuve que hacer unos cinco capazos a mano…

 

 Una vez todo bien seco, al día siguiente le di una capa con pintura de clorocaucho para conseguir que quedara impermeable, y dejé secar un día mas.
Luego la parte mas divertida y entretenida… colocar las mallas de piedra natural en el suelo. Las compramos en Leroy Merlín, nos gustaron mucho porque quedaban del mismo tono que las baldosas y a la vez se veía muy rústico al tener esas formas irregulares de piedra. Son mallas de 30×30 y hay que ir colocándolas siguiendo la pendiente para evitar que se hagan escalones y el agua se quede estancada. Y para colmo, como la ducha mide unos 70cm, nos quedaba un espacio a los lados sin malla que me entretuve a rellenar con piedras una a una que fui quitando de otra malla. Acabé con la espalda echa polvo…
 Y tras toda la mañana de trabajo, dejar secar de nuevo hasta el día siguiente, pues todavía quedaba la parte final: rellenar las juntas con borada blanca y luego pulir bien piedra por piedra.

Por último pusimos la grifería y listo! Ahora si que tenemos un ducha acabada y lista para usar!! Lástima que no tenemos aún agua caliente.. aunque Laura ya ha tenido una magnífica idea que esperamos poder tener lista pronto!

Entradas relacionadas

8 Comentarios

  1. Toñy
    |

    Muy buenas!! Os acabo de conocer y me encanta vuestro blog!! Joer, sois unos cracks!!!Os está quedando todo genial, y además con la satisfacción de haberlo hecho uno mismo…Os felicito!! Gracias por dejarnos participar y darnos tan buenas ideas!!!Saludos!!

  2. Pepe Oliva
    |

    Más que genial, moderno y bien integrado! Enhorabuena!
    Un saludoooo!

  3. Nuestra casita bonita
    |

    Gracias! Todavia falta la tercera parte que esperamos acabar esta semana! Espero que os guste. Un saludo

  4. Nuestra casita bonita
    |

    Gracias por todo. La verdad que cuando trabajas para ti, siempre le pones ese toque que mas te gusta! Esperamos que disfrutes con todo lo que hacemos! Un saludo

  5. Bordando mi Vida
    |

    Os a quedado precioso!!!!
    Me encanta todo que que esté hecho por uno mismo…seguiré vuestras reformas!!!
    Saludos!!!
    Elena

  6. Nuestra casita bonita
    |

    Te agradecemos que nos sigas, en breve publicaremos la 3 parte! Un saludo

  7. Amparo
    |

    Yo puse ese tipo de piedra o parecido pero las juntas se me ponen con moho, como lo evitais?

  8. Laura
    |

    Hola Amparo! A nosotros no nos ha pasado, aunque no usamos la ducha muy a menudo en el campo, de echo en invierno como aún no tenemos agua caliente es impensable. En tu caso puede ser que no esté correctamente impermeabilizado y que el agua se cuele por debajo de la piedra, y al acumularse acaba produciendo humedad en la vorada apareciendo así el moho.

Dejar un comentario