Cómo distribuir el salón comedor

Lucia
Lucia

¿Te ha pasado alguna vez empezar a distribuir tu salón comedor y no saber cuáles son los primeros pasos?

A lo largo de este post vamos a darte una serie de consejos para que puedas comenzar paso a paso con la distribución del salón y la distribución del comedor.

Pasos previos

Lo primero que es importante saber es, ¿cuánto espacio tengo? Si tienes un minipiso o una mansión, es fundamental que los espacios fluyan, es decir, que se pueda circular de forma sencilla por estas estancias.

Antes de ponernos a ver muebles y estudiar las tendencias que mandan, tenemos que plantearnos lo siguiente, quiero dos espacios diferenciados, que forma tiene mi salón, dónde están las entradas de luz, etc.

No tapes las entradas de luz

¡Se acabado la teoría! Vamos a ponernos ya a pensar en nuestra casa, lo primero, hay que localizar las ventanas, delante de ella, no deberíamos poner ningún objeto que nos vaya a restar luz, para que así podamos llenar de luz nuestra casa.

Recuerda, cuanta más luz, mayor sensación de espacio vas a tener.

La forma del salón

Ahora toca el segundo paso, ver que forma tiene nuestro salón, no le solemos dar importancia, pero define cual es la forma en la que nos movemos por la estancia.

Veamos varios casos, si tienes un salón de forma rectangular, inferior a unos 3 ó 4 metros, la distribución de tu salón tiene que ser de forma lineal, es decir, pegarlos a la pared y que quede un pasillo amplio lateral para que mejorar la circulación.

Distribución en un salón rectangular

Si por el contrario, tu salón tiene una forma más cuadrada, te vamos a pedir un esfuerzo de imaginación, piensa que sobre tu salón dibujas una línea que una las esquinas, esa es la guía sobre la que poder decorar y la que mejor aprovecharás el espacio.

Entremos directamente a estudiar el salón.

No hay que olvidar nunca para que nos sirve el salón, ¿para qué lo usamos habitualmente? ¡Claro! Es un espacio para disfrutar de los tuyos y relajarte, así que, lo fundamental, es que sea un espacio cómodo para ti.

Y dentro de ese espacio, ¿quién es el rey? ¡El sofá! Por ello, nos va a marcar la distribución del resto de objetos, así como las tonalidades de nuestra paleta de colores.

Retomando la forma que hablábamos antes, se nos presentan dos opciones de distribución:

Distribución de salones cuadrados

Disposición en U: En la que tendremos diferentes opciones dependiendo del espacio que tengamos y de nuestro gusto. Pueden ser dos sofás y una o varias butacas, podrían ser 3 sofás – si tienes la suerte de tener un salón amplio – y por último dos filas de butacas enfrentadas y un sofá.

Disposición enfrentada: Es menos usual, y consiste en poner dos sofás enfrentados o un sofá y dos butacas. Lo bueno que tiene esta distribución es que ampliamos los espacios, pero a la vez, reducimos los asientos.

Distribución de salones rectangulares

Forma de L: quizá sea la más reconocible, ¡y la que intentamos tener todos lo que tenemos un piso normalito! Consiste en tener un sofá y dos butacas en uno de sus lados, o si tienes el espacio suficiente, puedes poner dos sofás.

Otro aspecto muy interesante, sería crear puntos focales para que distribuyas tus espacios. Pero hablaremos de ello más adelante.

Hoy te dejamos estos apuntes para que puedas empezar a estudiar tu salón y ver de que forma puedes darle un nuevo look, práctico y que defina tu personalidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *